Puede que quieras sorprenderle o simplemente quieras sentirte sexy y segura. Hay un conjunto para cada una: desde encajes atrevidos en color rojo y negro, pasando por bodys monocolor y braguitas mini. Tan sólo debes elegir el que mejor se ajuste a ti y a tu cuerpo.

Consejos sobre lencería para San Valentín

1. Investiga un poco
No te quedes con el clásico conjunto rojo de encaje de siempre. Hay muchas alternativas en las tiendas. Corpiños negros, camisones transparentes y hasta ligeros para las medias. Intenta innovar a la hora de comprar, no piques en las tiendas de siempre, hay multitud de firmas que seguro que has descubierto en este shopping con las que puedes triunfar.

Recuerda que puede que tu lencería podría ser un regalo boomerang, es decir, aunque la lleves puesta tu, puede que la aprecie un segundo. Entérate de qué piezas le gustan.

2. Apuesta por la sencillez
La lencería por la que te decidas no solo debe ser bonita, también debe ser cómoda. Para una mujer el sujetador es como una segunda piel. No te dejes llevar por conjuntos complicados, si tiene muchos lazos, dibujos o mensajes picantes no querrás utilizarlo a menudo y puede que se marque con la ropa que lleves encima.

3.Antes de comprar asegúrate de la talla.
La mayoría de las mujeres están seguras de su talla de sujetador, pero pocas conocen su copa. Pruebatelo tranquilamente en la tienda y pide consejo a las dependientas o consulta la guía de tallas, si estás haciendo una compra online. Las tallas pueden variar de una marca a otra.

4. Elige tejidos suaves
La suavidad es igual a comodidad, además de un acelerador de deseo.

5. Complementa tu conjunto de lencería
Puedes hacerlo con joyas minimalistas, extragrandes o bien con unas buenas sandalias o zapatos de tacón. Un buen maquillaje siempre es un buen aliado, que parezca natural y que aporte ese toque de buena cara que está tan de moda.

Abrir chat